Parés Baltà presenta su primer vino 100% natural, Silvestris, un vino procedente de la bodega Gratavinum que la familia Cusiné tiene en la DOQ Priorat.

[dropcaps style=’normal’ background_color=» border=»]S[/dropcaps]

ilvestris es el resultado de un coupaje de 85% garnacha y 15% cabernet sauvignon. Procede de unos viñedos jóvenes del pueblo de Gratallops que no han tenido irrigación y que, desde que se plantaron, no han recibido ningún producto de síntesis química, tan solo azufre en polvo y, ocasionalmente, caldo bordelés. Este joven viñedo empieza a mostrar el potencial del terroir único que tiene el Priorat, consiguiendo que la mineralidad se encuentre muy presente en el vino.

[blockquote width=’100%’]

Fruto de un ambiente único que captura cualquier amante de la naturaleza y del vino.

[/blockquote]

Silvestris Gratavinum Vino EcológicoSILVESTRIS 2011 es un tinto que ha tenido una rápida fermentación, tanto alcohólica – con levaduras salvajes a una temperatura de 25o- como maloláctica. Posteriormente ha reposado durante 8 meses en barrica de roble francés nueva. Su embotellado, también rápido, se ha realizado en 15 días minimizando así los riesgos de conservación prolongada en depósito. El SO2 resultante de la analítica oficial del vino es de 7 mg/l ,que son un subproducto natural producido por las levaduras durante la fermentación ya que al vino no se le ha añadido SO2 en ningún momento de la vinificación.
GRATAVINUM, la magia del PrioratEn los salvajes y abruptos paisajes del Priorat se lleva a cabo una dramática lucha por la supervivencia de la vid. Un ambiente único que captura cualquier amante
de la naturaleza y del vino. En el año 2003, Joan y Josep Cusiné, sus esposas Ma Elena Jiménez y Marta Casas (enólogas de Parés Baltà), y el enólogo Jordi Fernández, decidieron iniciar su aventura en el Priorat.Así nació Gratavinum, contracción de Gratallops (población donde se halla la bodega) y Vinum, vino en latín, un guiño a la historia ya que fueron los romanos quienes introdujeron el cultivo de la vid en la región siglos atrás.

Parés Baltà, territorio y viñedos ecológicos desde 1790

El origen de Parés Baltà se remonta al siglo XVIII, cuando en 1790 se plantaron los primeros viñedos que actualmente rodean la bodega. Hoy, doscientos años más tarde, la bodega Parés Baltà ofrece una gran variedad de vinos y cavas reconocidos nacional e internacionalmente que, además de una gran calidad, poseen un carácter propio que transmite la esencia de sus orígenes. Joan y Josep Cusiné Carol, la generación más joven de la familia, tomaron las riendas de la empresa en el año 2000 aportando ideas nuevas y frescas a la bodega pero sin perder el respeto a la experiencia y el patrimonio de sus antecesores. Asimismo, sus esposas, Ma Elena Jiménez y Marta Casas, enólogas de la bodega, han contribuido a desarrollar los nuevos vinos y a incrementar la calidad de los mismos.

La Familia Cusiné tiene bodegas en las denominaciones de origen Penedés ( Parés Baltà), DOQ Priorat ( Gratavinum) y en la DO Ribera del Duero ( Dominio Romano).